La lanza que atravesó a Cristo se convirtió en la obsesión de Hitler

Todo lo que nunca te enteraste sobre uno de los genocidas más peligrosos del mundo .

Según la leyenda aquel que tuviera la lanza de Cayo Casio, sería invencible

La lanza del destino. El nombre con el que fue llamado al instrumento que utilizó uno de los romanos en la crucifixión de Jesucristo, los historiadores dicen que Carlo Magno y Hitler lo utilizaron para ganar las batallas contra sus enemigos.

Según la leyenda aquel que tuviera la lanza de Cayo Casio, sería invencible. Jesús Hernández, periodista e historiador, Hitler la vio por primera vez cuando ingresó al museo del palacio Hofburg.

Desde ese momento su obsesión por poseerla creció, alimentada por la influencia de la Ópera de Wagner, Parsifal, donde habla de la lanza y  el santo Grial, ambas reliquias sagradas.

En el momento en el que las tropas invadieron Viena, Hitler confiscó la reliquia, enviándola de vuelta a Alemania junto con otras 31 piezas del tesoro austriaco. La lanza sagrada entonces sería resguardada en Nuremberg, en un refugio antiaéreo. Ahí pasaría tres años hasta que en 1945 fue resguardada en un búnker de la Panier Platz.

En la actualidad el paradero de las reliquias sagradas, es desconocido, se han tejido miles de historias, hasta películas y series al respecto.

Por: Katyusca Torres Aybar

TAMBIÉN PUEDES LEER:

 

COMPARTIR NUESTRA NOTICIAS